viernes, 9 de junio de 2017

La izquierda esquizofrénica

En los últimos días ha salido en las noticias que Amancio Ortega mediante su fundación iba a donar no uno ni tres ni ocho ¡¡¡sino 320 millones de euros!!! para el diagnóstico y el tratamiento de cáncer en hospitales PÚBLICOS españoles. Públicos, no privados.




Pero como siempre y más en España y más desde que ha llegado la extrema izquierda,  la indignidad humana no conoce límites asique los farsantes de siempre han saltado a la palestra para oponerse a esta donación. No es una broma, ojalá lo fuese.

Entre toda la basura, toda la MIERDA vertida por el fango, han destacado por encima del resto una asociación que se define como “Asociación para la defensa de la Sanidad Pública de Aragón”. Sobra decir quiénes son. Los mismos que “Jueces para la democracia”, “Militares para la democracia”, no se que de defensa de la escuela pública, los del observatorio de la laicidad, los de la desmemoria histérica, etc…Siempre son los mismos perros con distintos collares. Llámese Psoe, Izquierda Unida, Podemos, ERC, las CUP, etc...





La fundación de Amancio Ortega pactó con la Comunidad Autónoma de Aragón la donación de 10 millones de euros, ante lo cual esta banda de radicales y sectarios cegados por su odio a la excelencia, al éxito, a la caridad y a la propiedad privada mostraron su rechazo a esta donación. Ellos alegan, agárrense que vienen curvas: “que no es necesario recurrir, aceptar ni agradecer la generosidad, altruismo o caridad de ninguna persona o entidad”.
No contentos con ello, y no desperdiciando la posibilidad de seguir haciendo el ridículo y el payaso, añaden: “aspiramos a una adecuada financiación de las necesidades mediante una fiscalidad progresiva que redistribuya recursos priorizando la sanidad pública”. O sea, masacrar aun más de lo que lo ha hecho Montoro el bolsillo del ciudadano.

Dicen “sonrojarse de vergüenza ajena ante semejante donación” (sic).
Añaden que esta Comunidad, la de Aragón, no necesita limosna de nadie (hablaron los ricos) y no contentos con semejante colección de gansadas finiquitan el asunto son semejante esperpento: ” no aceptan donaciones menos aún de quien, siendo el mayor accionista de una de las mayores empresas y fortunas personales del Estado, tendría que demostrar no su filantropía sino su obligación de contribuir al erario público de forma proporcional a sus beneficios y en la misma proporción que el resto de los contribuyentes".




Como si Amancio Ortega no pagase sus impuestos, como si fuese un ladrón o un estafador, y esto lo dicen los que solo han hecho vivir, y algunos muy bien, a costa de los impuestos que pagamos todos, los que jamás han arriesgado un céntimo, los que jamás han creado una empresa, los que jamás han dado trabajo a nadie. ¿Para ellos que es lo justo? ¿Que pague un rico sea Amancio Ortega o Cristiano Ronaldo paguen el 80% de su riqueza al Estado ganada honradamente? ¿Qué el Estado se incaute de todos sus bienes hasta dejarle con mil euros al mes para vivir?
Los de Aragón no han sido los únicos. Canarias, País Vasco o Galicia también han denunciado “la penetración de la ideología neoliberal en la utilización de la tecnología mediática”. Hablaron los que no tienen ideología ni pertenecen a ningún partido político. Como siempre los progres metiendo sus ladrillos políticos en todas las facetas de la vida.

“Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública” se hacen llamar. Presididas por un tal Marciano Sánchez, que honrando a su nombre debe vivir en otro planeta, el planeta JETA. Dice “que la financiación de la sanidad pública tiene que ser responsabilidad de las administraciones. En nuestro país hay que hacer una política fiscal más ajustada. Ahora mismo las empresas tienen una presión fiscal menor que los ciudadanos”. Esto es lo que hay, este es el nivel.




“Las donaciones tienen el problema de que las hacen los donantes en lo que les parece oportuno en vez de en aquello que necesita el sistema. Habría que preguntarse si estas empresas lo utilizan para lavar su imagen. Parece poco serio, en un país desarrollado, que una persona rica financie la sanidad", afirma otra majadera de Podemos. "Nosotros preferimos que se paguen los impuestos y no vivir de limosnas”. Además, indica que la donación de Ortega es finalista. "Es para los equipos que él quiere".

La fundación Amancio Ortega se defiende diciendo que no toma decisiones sobre cómo se gestiona el sistema sanitario. "La decisión acerca de qué equipamientos se van a adquirir ha correspondido a los sistemas de salud de cada comunidad y, por tanto, a los profesionales en esta cuestión de cada una de estas comunidades". O sea que dejan al aire las mentiras y las vergüenzas de esta gentuza cegada por su odio que les impide aceptar el dinero de un millonario.
La Fundación Amancio Ortega informó en marzo de que con la cuantía de esta donación se podrían adquirir más de 290 equipos de diagnóstico y tratamiento radiológico de última generación. Entre el equipamiento que mencionaba nombraba los destinados a la mamografía digital con tomosíntesis o los aceleradores lineales avanzados, que permiten realizar diagnósticos más precisos y proporcionar tratamientos más eficaces, menos agresivos y de menor duración.






¿Hace falta explicar que quieren decir esta banda de sectarios de Podemos, ante de IU y antes del PSOE? ¿Hace falta decir algo más si han conseguido llegar leyendo hasta aquí sin maldecir o soltar un puñetazo en la mesa? Muchos de ustedes no necesitarán ninguna explicación. Yo doy mi versión. Lo que quieren decir es que aun hay que quitarle más dinero al contribuyente, subir más los impuestos (sí, más aun) al que trabaja, al que tiene una pequeña empresa, una tiendecilla, una panadería, al pensionista, ya no digamos al que le va bien, a ese hay que dejarle a cero. Significa que para ello hay que quitar el 40, el 50, el 60% del salario, o lo que sea necesario, a todo aquel que gane más de diez mil euros al año franja aproximada en la cual ellos consideran que eres rico, salvo ellos claro. Demuestran el odio que tienen al trabajo, al éxito, a la excelencia, al ganar dinero honradamente, el desprecio a la propiedad privada, y dejan a la luz su ideología socialista y comunista. Son rehenes de la ideología marxista y lo peor es que nos van a llevar a todos por delante apoyados por una manada de borregos que dudo sepan las consecuencias reales de lo que están apoyando. Hablan de rechazar donaciones como si fuésemos ricos, como si fuésemos Suiza, como si aquí nos limpiásemos el culo con billetes de 50 euros. QUE GENTUZA.




El Estado gasta un 14% en sanidad de 460.000 millones de los Presupuestos Generales del Estado. De esos 51.000 millones, las CCAA gastan de media sólo un 8% que va a oncología, más o menos 4080 millones para TODAS LAS CCAA. Amancio Ortega da más de 300 millones de euros, tanto dinero como gasta Extremadura, Galicia y Valencia en oncología. Y aun así, los progres prefieren que ese dinero, que puede salvar miles de vidas y ayudar a miles de científicos y médicos a prosperar y aportar su grano de arena en la lucha contra el cáncer, se rechace. No son más miserables porque no pueden. Me gustaría que se lo dijesen en la cara de niños con cáncer y de sus padres, a ver qué opinarían. Me gustaría que mirasen fijamente a un niño que se está muriendo de CÁNCER y le diga que no quieren aceptar la ayuda de un rico para comprar una máquina que puede alargarle la vida e incluso salvársela. Veríamos a ver si fuera su hijo. Ante tal magnitud de odio y sectarimo yo no descarto que su odio contra lo de siempre (la Iglesia, Dios, España, los ricos etc…) sea más profundo que el amor por su hijo y ni en ese caso aceptasen la ayuda.





Además es que si dijésemos que lo que dona un rico le desgrava a la hora de rendir cuentas a Hacienda podríamos decir que lo hace por interés personal, pero es que ni con esas, pues no le desgrava nada. Es un insulto tras otro a la inteligencia. En otros países en museos, hospitales y  demás se ponen placas enormes con los nombres de los benefactores para que todo el mundo sepa quiénes son los que donan dinero a la causa. Aquí escupimos en los benefactores.
Además, ¿quién COJONES son estos malnacidos para en nombre DE TODOS LOS ESPAÑOLES QUE PAGAMOS LA SANIDAD  decir ellos que no aceptan la ayuda de un rico? ¿Qué pasa que los hospitales y la sanidad es suya? ¿No es acaso de todos? ¿O es que solo hay que hacer referéndums para lo que a ellos les interesa? ESTOY HASTA LOS HUEVOS DE ESTA PUTA GENTUZA. Claro que consideran que la sanidad, la educación y la cultura son patrimonio suyo. Claro que ellos consideran que solo sus causas son dignas de ser sometidas a consultas.
Es imposible ser más miserable, más ruin, más radical y más sectario. No merecen ni el aire que respiran.





Es de ser un demente que en un país en permanente déficit presupuestario (que gastas más de los que ingresas) no aceptes las ayudas de un millonario. Es de dementes que en el siglo XXI siga estando mal visto crear riqueza, ganar dinero y que te vaya bien o tener talento. Es demencial que haya DESCEREBRADOS prácticamente en su totalidad de izquierdas que sigan pensando que la riqueza y el dinero se crea con una maquinita que imprime billetes. Y demencial es que haya borregos que compren ese discurso demagogo, falso y populista.

Yo, que no siempre he tenido el trabajo que tengo ahora, he trabajado para Amancio Ortega en una de sus naves industriales de Inditex. Por eso creo que se de lo que hablo.
Yo trabajé en Inditex seis meses. Seis meses de duro trabajo en una época que no me salía trabajo ni para repartidor de pizzas. Un lugar donde se me dio la oportunidad de trabajar, ganar un buen dinerillo y cotizar a la Seguridad social. Seis meses donde eché muchas horas extras ya que las pagaban muy bien. Seis meses donde a mi me trataron bien. Seis meses donde gané un dinero que me ayudaron hasta donde no se imaginan a pasar el brutal bache que ha sido la crisis para mi. Seis meses cotizados que luego fueron claves para poder cobrar el paro. Seis meses donde podía comer en el comedor del complejo por un euro y medio (luego lo bajaron a 10 céntimos). Seis meses donde luego me mandaron a la calle. Yo he criticado a Amancio Ortega y lo seguiré haciendo que no se fabrique más en España, que no se contrate a más gente fija,  la crítica me parece aceptable y respetable, pero oiga, todo tiene un límite. Yo jamás llamaría terrorista a este señor como han hecho algunos indeseables ni rechazaría una ayuda, máxime en un tema tan serio como es la lucha contra el cáncer.





Cuando la inmensa mayoría de las empresas te contratan por una ETT, Inditex te contrata directamente, con tus vacaciones correspondientes. Si te pones malo no te echan, cosa que por desgracia esta a la orden del día.
Amancio Ortega es un señor humilde que no nació rico y que de la nada levantó un imperio. Un señor de éxito que habrá trabajado como un animal y arriesgado sus bienes, su patrimonio para hacer prosperar Inditex.
Mediante su Fundación hace obras de caridad que por los radicales y sectarios de siempre no son bien recibidas y que lo peor ensucian el nombre de la sociedad pues en absoluto todos somos y pensamos así.
Federación de defensa de la sanidad pública. Más o menos todos los nombres son iguales. Asociación para la Memoria Histórica. Observatorio de la laicidad etc…Da igual, todo es la misma basura, todo es la misma mierda, todo desprende el mismo olor a podrido.




Son tal gentuza que entre salvar vidas y tragarse su orgullo o sus perjuicios morales, si es que se les puede llamar así, prefieren mantener su bazofia intelectual intacta. Son así. No entienden que a veces el orgullo hay que comérselo con patatas por el bien de los demás. Franco lo supo bien y por eso dejo España en 1975 como la dejó. Pero esta gentuza como algunos nacionalistas ante que tocar su orgullo prefieren estar comiendo de la basura.

Esta gentuza es la hipocresía llevada al extremo. Cuando Amancio Ortega donaba dinero se quejaban de que Bill Gates donaba más. Ahora que dona más tampoco les vale. Cuando los ricos no dan nada se dice que son el demonio, la definición de usura, y si dan algo dicen que te dan las migajas que llevan en el bolsillo. Si hombre, te van a dar su coche y su las llaves de su casa, como si fuesen gilipollas. Piden que empresas privadas inviertan en la universidad en I+D, piden continuamente que el Estado, para ellos ese ente sin fin donde cabe todo, se haga cargo de absolutamente todo como el que tiene un saco sin fondo. Aunque lo único que hay sin fondo es la estupidez de estos seres capitaneados por Pablo Iglesias, hijo político de Zapatero, que se creen que la riqueza se crea en la Casa de la Moneda en una máquina que imprime billetes a tu gusto.
Ellos siempre invierten, abren empresas y reparten ayudas, si, pero nunca con su dinero, si no con el de los demás, sea público o privado.
Por cierto, ¿dónde dona Pablo Iglesias su dinero? ¿A Cáritas, a la sanidad? No, a Podemos. Todo queda dicho. Por su obras les conoceréis.




Hay que empezar a hablar claro, ya que el PP no lo hace, aunque claro, que vamos a esperar del PP de Rajoy.

Toda esta banda de farsantes, desde los de las mareas blancas a los de la camiseta verde con la inscripción educación pública, a todos estos los enfermos les importan una mierda, los alumnos les importan una mierda, la sociedad les importamos una mierda. Lo único que les importa por este orden es: 1. Su nivel de vida, su trabajo y el chusco a final de mes, y 2. Las consignas de la extrema izquierda que obedecen para satisfacer sus frustraciones políticas y morales.
No hay más, no busquen más.





En su mayoría son una banda de jetas y de vividores que se permiten el lujo de ir rechazando dinero que salva vidas. Que tomen nota muchos que están deseando dejarse engañar por la secta podemita. Que tomen nota los que tienen un familiar sufriendo un cáncer. ¿Qué familia no ha pasado por esta desgracia? Pues tomad nota. Yo tomo nota que mi padre o mi hermano o que coño, yo mismo, podría seguir viviendo gracias a estos equipos pagados por este señor, y que esta banda de miserables por no decir otra cosa se permiten el lujo de rechazar. Añado, de rechazar en el nombre de todos los españoles, como si nos hubiesen preguntado uno a uno.




Esta gentuza debería ser tachada de peligrosa, de esquizofrénica, de trasnochada, de poseída, y de gentuza, sobre todo de gentuza. Porque son malas personas, mala gente, de mala calidad. El rencor social convertido en patología. El éxito y la prosperidad en España para esta gentuza se paga con esto, con el insulto y el ostracismo, con la sospecha de que eres un ladrón y un explotador porque eres una persona de éxito. ¿O es que acaso cualquier español no hace lo que puede dentro de la ley para pagar menos a Hacienda? 




Esta izquierda tóxica, esquizofrénica, anticuada, trasnochada, revanchista, sectaria, malvada, siniestra, cuyos máximos exponentes son gentuza como los Garzón (Alberto y Baltasar), la banda Podemita al completo (Pablo iglesias, Errejón, Monedero, la Bescansa, Irene Montero, etc….), Zapatero, Pedro Sánchez y una lista por desgracia interminable de seres indeseables y nauseabundos. Son una colección de seres profundamente siniestros cuyo fin es mandar sobre borregos, no sobre ciudadanos. Y además pretenden llamarlo democracia. Pero no se engaña a quien se quiere sino a quien se puede, y no todos somos borregos, en absoluto.
Solo desde la más profunda envidia, el resentimiento y el odio a la sociedad y a la creación de riqueza puede uno mínimamente llegar a entender tal infamia.





Lo repito una vez más: o echamos a esta gentuza o esta gentuza termina con todos nosotros. Su fin no es más que mantener(se) cobrando de lo público a costa de robar cada vez más y más y más a la gente que trabaja, y así hasta llegar al extremo en el que está Venezuela ahora mismo, cuando ya no hay trabajo, cuando la gente ya no puede pagar más impuestos porque no tiene ni para comer y porque la banda de estómagos agradecidos y bien pagados a costa de todos se cuentan por millones, y el sistema se derrumba cuando todos esos jetas, estómagos agradecidos y bien pagados dejan de recibir “er taco” que dicen los andaluces.

Amancio Ortega da trabajo a 40.000 personas en España, más los empleos indirectos que con ello genera. Amancio Ortega vende ropa barata y de calidad. Amancio Ortega ha creado una marca de reconocido prestigio en el mundo entero. Amancio Ortega ha llevado el buen nombre de España por todo el mundo. Amancio Ortega a través de Zara coge edificios míticos en las grandes ciudades y en sus calles más importantes, los restaura y los mantiene para dejar ese legado a las generaciones futuras. Amancio Ortega es un hombre sencillo y solidario.

Todos estos de las mareas blancas, de los camisetas verdes de escuela pública etc…solo engañan a quienes pueden, que no son pocos, porque sus fines y objetivos son muy diferentes de los que dicen defender. Sus fines son por un lado seguir viviendo bien, algunos muy bien, a costa de todos, y por otro infestar todo cuanto tocan de basura marxista. Por ello la izquierda se empeña tanto en defender la escuela pública agrediendo con tal virulencia a toda educación privada o concertada, porque es la que no comulga con ellos y la que no pueden controlar, porque mediante lo público pueden adoctrinar en su ideología marxista y antiespañola.





Si una asociación que debería responder ante los enfermos de cáncer está tan extremadamente ideologizada, que ante un drama como es el cáncer pesa más el rencor y la envidia que el dinero que puede ayudar a salvar vidas, dinero honrado, no proveniente del narcotráfico como el de Podemos en Venezuela, que esta banda de radicales y sectarios vayan a explicárselo a los propios enfermos y a sus familiares. Que les digan que han hecho todo lo que han podido. Basura humana. La izquierda radical (ahora mismo no hay otra izquierda) está tan arraigada  e incrustada en la educación, el cine, la sanidad, la televisión, por estas cosas. Por eso lo repiten continuamente como loros, por eso consideran que es su cortijo, su patrimonio. Consideran todos esos campos su cortijo, su campo de batalla para mantener vivo el rebaño. Son sus altavoces con los que seguir predicando, es su avionetilla con la que seguir fumigando de veneno marxista las mentes de los débiles y los pobres de espíritu y de mente.




Una anécdota personal, para poner color a todo lo que digo de la jeta y la cara dura que tienen todos estos defensores a ultranza de lo público (de lo suyo, lo público es la excusa).

Yo estudié (para nada salvo para perder dos años y hacer unos cuantos buenos amigos) un módulo superior de edificación y obra civil, lo que toda la vida ha sido el delineante. Bien, tuve la “suerte” de acabar en el año 2010, cuando ya se había derrumbado todo el sector de la construcción en España. Imagínense el panorama desolador de terminar unos estudios con toda la ilusión y ver que no hay nada que hacer. Algo así como el que llega a coger el tren a las 11.37 de la noche y ve que se acaba de ir y que hasta mañana no pasa ningún otro tren por la estación.
Yo aún así no me rendí y busqué trabajo con ahínco. Recuerdo si la memoria no me falla que terminé en Junio-Julio de 2010 y en Octubre, ya desesperado de no encontrar trabajo, me salió trabajo en Inditex, la empresa del malvado Amancio Ortega al que según la doctrina roja podríamos comparar con Gárgamel el malo de los Pitufos.
Durante los seis meses que estuve allí trabajando di todo lo mejor de mi, tanto para cumplir con mi trabajo como, siendo consciente que a los 6 meses me echarían, para encontrar trabajo de delineante. En seis meses de duro e intenso trabajo, de escribir y mandar Cv a muchas, muchas, pero muchas empresas lo único que conseguí fue una entrevista para un tipo que me ofrecía seis meses de becario y luego “ya veríamos”.
Durante ese tiempo escribí a una profesora que me dio clase para ver si ella conocía de alguien o alguna empresa que necesitase alguien con mi titulación, y que así fuese por favor se pusiese en contacto conmigo. La propuse crear una bolsa de empleo para los alumnos. Ya que hay que decir que en los ciclos formativos, la FP de antes, ellos conocen muchas empresas ya que la última fase de la formación se hace en empresas trabajando, empresas que piden gente y lógicamente el que lleva este asunto conoce mucha gente y empresas donde si tienes interés y te mueves puedes ayudar a muchos chavales a encontrar un primer empleo. He dicho si tienes interés y te mueves, tener ganas, eso implica trabajo, problemas y tiempo (personal). Tras meses de vagancia por parte del profesorado por fin pusieron en marcha una especie de plataforma en Facebook para supuestamente colgar ofertas de trabajo. Fíjense que trabajo. Se limitaron a poner ofertas de trabajo extraídas de Infojobs y webs similares de empleo, cosa que no hacía falta crear una plataforma para eso, para eso ya sabía yo y mis compañeros donde buscar, además que en aquella situación donde había miles de arquitectos y aparejadores en paro que nos contratasen a nosotros era prácticamente imposible. Vamos la situación era desesperante y la ayuda si no digo cero digo uno.
De todos mis compañeros que yo sepa, hablo de unos 30, solo 3 o 4 encontraron trabajo relacionado con la profesión y todos fueron por contactos familiares. Porque su padre o su tío tenían un estudio de arquitectura.
Sobra decir que en aquellos años, no se ahora, fue un módulo de escaso éxito. ¿Quién se iba a meter a hacer unos estudios con los que estabas condenado al paro?
He contado todo este rollo para llegar hasta aquí. Que la profesora no quisiera gastar un minuto extra de su tiempo para ayudar a los que estábamos desesperados en buscar trabajo pase. Que ella no tenía la culpa de que el ladrillo se derrumbase pase. Y pasen muchas cosas. Lo que yo no pude aceptar, y en buenas ganas me quedé de escribirla cuatro cosas bien dichas, es que utilizase la plataforma de Facebook para empezar con el rollo de la defensa de la educación pública y toda esa monserga, por ahí no paso. Y ya cuando dije hasta aquí hemos llegado y me borré de la plataforma (aparte de porque era totalmente inservible) fue cuando, estamos hablando de los años 2011, 2012, 2013, años terribles donde no se arreglaba ni una acera), empezó a hacer publicidad del Módulo con falacias repugnantes como que” sí había trabajo, que si teníamos futuro” o "esta profesión sí tiene futuro". Ahí fue cuando dije, hasta aquí hemos llegado, y como digo en buenas ganas me quedé de ir a decirla cuatro cosas a la cara. 

Mira guapa (me quede con ganas de contestarla), la que esta viendo el futuro negro eres tú como se apunten al módulo menos de 5 personas, proque entonces seríais más profesores que alumnos, de 30 que somos si quieres empezamos uno por uno a ver cuántos han conseguido trabajo de delineantes, porque yo con todos los que mantuve el contacto  o bien se fueron a la universidad a estudiar arquitectura u otras carreras, y otros tiraron por otras ramas profesionales ante la imposibilidad absoluta de encontrar trabajo en esa profesión. Uno de reponedor al corte ingles, otro de vendedor de coches, otro a Iberia, otra de secretaria en una autoescuela y otros muchos como yo meses y meses y meses sin trabajo. ¿Futuro? ¿Pero qué futuro? SINVERGÜENZA.

Lo que me jodió es que utilizase esa plataforma a la que algunos nos habíamos agarrado como un salvavidas, nuestra única esperanza,  que lo primero que hacía por la mañana nada más levantarme era mirar la plataforma a ver si habían puesto alguna oferta para apuntarme el primero, que la utilizase para engañar a gente, a chavales que tenían que decidir su futuro profesional solo para que se metiesen a estudiar el ciclo formativo y así ella seguir teniendo trabajo allí, en su ciudad al ladito de casa, y qué más da si cuando terminen los estudios ninguno tiene trabajo, pero yo sí lo tengo que es lo que a mi me importa, o que no me manden a dar clases a 35 kilómetros de distancia. Vaya JETA.
Estos son los defensores de la educación pública. Educación pública para que a mí no me falte trabajo y pueda seguir trabajando de 8 a 1 o de 9 a 2 de lunes a viernes y no me falte puntualmente mi salario, aunque sepa fehacientemente que lo que voy a enseñar al 90% salvo que su padre tenga una empresa de construcción no le va a servir para nada salvo para perder dos años.
Esta profesora era una jeta que defendía su puesto de trabajo. Defender tu puesto de trabajo es legítimo, engañar a la gente no.
Luego hay otros que además de lo anterior usan su puesto para expandir, para promocionar el marxismo, o es nacionalismo según el cortijo en cuestión. Y eso es inaceptable.


El cáncer es algo horrible. En mi familia podemos dar buena cuenta de ello como en tantísimas otras. Pero sin duda alguna el peor de los cánceres es el del odio injustificado, el sectarismo más siniestro y sobre todo la ignorancia.

Ellos son ateos. Yo no. Por eso deseo que el día de su muerte el que este ahí arriba les pida buena cuenta de sus actos atroces. Y entonces no van a tener a su banda de palmeros para ir a montar la “manifa” a las puertas del cielo donde esta San Pedro, aunque si pudieran no duda que lo harían.



sábado, 27 de mayo de 2017

De lo malo lo peor


De lo malo lo peor. Es la mejor forma que se me ocurre describir la vuelta de Pedro Sánchez al liderazgo del PSOE.



Tres candidatos, tres inútiles, tres jetas, tres desgarramantas, y el Psoe, digno de la fábula de la rana y el escorpión, ha elegido, naturalmente, al peor de todos. Sus militantes ha demostrado una vez que son unos radicales que quieren unirse a Podemos en un Frente Popular contra España.




Lo dije, escrito está, que este volvía, con el cuchillo en la boca, lleno de odio y de resentimiento, con una cara de “os vais a cagar todos y os vais a enterar quien soy yo” y ya vemos si ha vuelto. Y ha vuelto porque los militantes del Psoe lo han querido, que a nadie se le olvide. Veremos a ver luego que opinan los votantes.




El discurso del Psoe es el discurso de la izquierda rancia de siempre, y este discurso se resume en una frase: odio a la derecha. No hay más. Por un lado es evidente, ya que sus ideas y políticas son sobradamente fracasadas en todas partes donde han osado ponerlas en práctica. En España sin ir más lejos fíjense como quedó nuestro país tras Zapatero. Que se puede esperar de un personaje que con no se cuantos  asesores alrededor todos muy bien pagados lo único que se le ocurrió para sacar a España de la crisis fue el plan E. Más gasto, más deuda.






Los de las primarias del Psoe ha sido algo grotesco que la verdad que retrata fielmente que clase de personajes están ahí metidos y que gente aspira a mandar en España.

Por un lado estaba Patxi López, un tipo sin estudios que ni en sus sueños podía haber llegado tan alto. Un pobre diablo francamente que tuvo su momento de gloria cuando fue presidente del País Vasco con el apoyo del PP para echar a los amigos de la ETA. Ni eso lo aprovechó.




Por otro lado esta Susanita. De esta tipeja ya la describí en mi entrada “Vidas paralelas, jeta idéntica”  (http://loquequedadeespana.blogspot.com.es/2014/02/vidas-paralelas-jeta-identica.html )  donde la compraba con Elena Valenciano. Poco más hay que decir de ella. Una jeta de partido, que no ha hecho ni trabajado de nada en su vida que no sea vivir de la pesoe de Andalucía, una tía que tardó diez años en sacarse la carrera de derecho, que a buen seguro está bien enterada de todo lo saqueado en Andalucía y heredera natural de los huidos Chávez y Griñán. Siempre al estilo mariano escondiendo las cartas, siempre dando un paso adelante sin arriesgar nada, se creía ganadora y se ha llevado una leche de cuidado. Da vergüenza ajena oírla vocear dando mítines que parece una verdulera chabacana de mercadillo. Triste es que muchos españoles confiaran en esta tiparraca como la solución a los problemas de España. Representa como nadie la España que aspira a crear el Psoe, una España de corruptos, de estómagos agradecidos, de subvencionados, de pobres y de parados a costa de sangrar a los que trabajan y a los que ellos tachan de “ricos”. Me cayó mal de siempre, pero desde que salió con la guerra civil (otra) y sobre todo defendiendo a capa y espada el impuestos de sucesiones diciendo que antes que quitarlo prefería dárselo a Montoro, la cruz es imborrable. Apuesto a que sus próximos movimientos serán en la línea de atrincherarse en su cortijo feudal andaluz. Que no me toquen lo mío. En resumen, una tiparraca de la que huir como de la peste que ya trae de antemano las cartas marcadas. Representante de la pesoe en estado puro, de casi casi lo peor, porque aun hay algo peor que esta tía. Y es el tercer candidato.






El tercero en discordia, el ganador, Pedro Sánchez. Lo peor que le podía pasar al Psoe y a España. Que al Psoe le pase algo malo es bueno para España, pero reconozco que la que se puede liar es de aúpa, más aun teniendo en cuenta que enfrente esta el PP de Mariano, que es como para echarse a temblar.
Todo cuanto le pase malo al Psoe será bueno para España, el problema es que al margen del sectarismo del individuo ha demostrado ser una persona que no tiene criterio alguno. Un día tacha a Podemos de populistas y al otro dice que se equivocó y arde en deseos de pactar con ellos, un día se presenta con una bandera de España gigante en Barcelona y al otro dice que España es una nación de naciones, un día firma un pacto con Ciudadanos con una serie de medidas que prácticamente es lo mismo que luego firmó el PP y al cabo de unos meses firma un pacto con Podemos que nada tiene que ver con lo anterior, y así suma y sigue. Un día firmo bajar impuestos y al otro subirlos para disparar el gasto. O sea, no es una persona fiable, se mueve para donde va el viento y en conclusión me da la impresión que lo único que quiere es llegar al poder al precio que sea. Lo que de verdad creo es que este listillo es un jeta y un ventajista de cuidado y que dice lo que le interesa en cada momento. Un indeseable del que huir más deprisa aún que la omaíta Susana y que ojalá Dios nos libre de este individuo que sería capaz de hacer a Pablo Iglesias vicepresidente del Gobierno y al Errejón Ministro de Interior.





Este Pedrito Sánchez a buen seguro acabará dejando por bueno al mismísimo Zp, sino la tiempo. Lo cual es terrorífico.

Su primer objetivo será hacer una limpia en su partido, y una vez tenga a su gente el objetivo será pactar con quien sea, repito con quien sea, Podemos, antigua CIU, ERC, CUP, Bildu, etc…para echar al PP. Y entonces nos vamos a enterar de lo que es un Frente Popular de extrema izquierda que lo de Zapatero va a ser una broma al lado de lo que puede llegar. Y ya no hablo solamente de que vamos a volver a los peores años de la crisis, sino que agravarán el problema y en lo social que la Iglesia y la libertad en general se preparen. Lo de quitar la misa de La 2 va a ser lo de menos para lo que a buen seguro están dispuestos a hacer.




Y otro asunto que denota la clase, el nivel, que manda en el Psoe es que se echen la monte (una vez más) viendo lo que ha pasado con su homólogo en el país vecino Francia, o en el Reino Unido, todo ello bajo promesas populistas y de extrema izquierda. En un país normal sería la equivalencia a firmar la sentencia de muerte, pero ya saben como dijo Fraga…Spain is different.
Siguen defendiendo la misma bazofia económica que llevaron a España a cargarse tres millones de empleos. Y la solución a esto, al despilfarro, a la corrupción generalizada es subir más y más y más los impuestos, y más gasto y más despilfarro, y mas desunión, más poder para los políticos que nos ha traído hasta aquí, más competencias para las autonomías. Bueno, que digo autonomías…para los estados plurinacionales que este majadero quiere crear.




Otro tema capital es quien manda en el Psoe. Hasta ahora los que tenían la sartén por el mango, el aparato que se llama, están perdiendo el control y llega otro Psoe donde por ejemplo la voz de Felipe González ya no cuenta apenas nada. Cuidadito.
El Psoe siempre ha tendido cuando ha tenido que elegir entre dos opciones, siempre a la peor, a la más radical y a la que siempre ha convenido a sus intereses y no a España. Para muestra un botón y es cuando entre Julián Besteiro y Largo Caballero se impuso este último.

No me quiero alargar más en un individuo y un partido que solo merecen ya su muerte política. La broma del Psoe, los de los cien años de honradez, ha llegado ya demasiado lejos.

Hay un dicho que dice: otros vendrán que bueno le harán. Cuantos más años voy cumpliendo me doy cuenta de cuanta razón lleva ese dicho, al menos en política.


Zp mató al Psoe y Pedro Sánchez va a ser el enterrador. Sería un justo y bonito final para un partido siniestro desde sus inicios que ha hecho un daño y un mal irreversible a la nación española.



sábado, 13 de mayo de 2017

Los “jetócratas” y Franco

La izquierda en España y en Europa tiene un problema: se desploman, nadie cree en ellos. Están desapareciendo del mapa en prácticamente todas las naciones, y justo en una época en la que el fracaso de la economía actual, del libre mercado,  de la Unión Europea, del liberalismo económico y el capitalismo salvaje es algo patente. Y ante esta situación vuelven con recetas obsoletas, sobradamente fracasadas, sin nada más que ofrecer que sectarismo ideológico.






Ante tal fracaso y frustración la izquierda española y perdón por lo de española, abre el sobre con el plan B. Y del sobre sacan una papeleta que pone: FRANCISCO FRANCO. Por el reverso pone: LA IGLESIA CATÓLICA.




Y a ello vuelven una, otra y otra vez los que provocaron la guerra civil y los que, gracias a Dios, la perdieron.




Vuelven a la carga, oootra vez, si, erre que erre, con el Valle de los Caídos y con la monserga de sacar a Franco del mismo y quitar a José Antonio Primo de Rivera del lugar preferente que ocupa. Vuelta la burra al trigo con profanar el Valle de los Caídos para, unos dicen demolerlo, otros que si convertirlo en una especie de museo de los horrores del franquismo y la última payasada, esta vez de la mano de Albert Rivera, que si convertirlo en un cementerio al estilo Arlington de Washington. Todo con tal de no reconocerlo como lo que es: el Valle de los Caídos que tanto les escuece y molesta representa por un lado la victoria de España, de la verdadera España, de la España Nacional frente al marxismo, el comunismo y la antiespaña, y por otro lado es un monumento a la reconciliación nacional de todos los españoles, un abrazo a todos los arrepentidos, reconciliación que gracias a Zapatero ha saltado por los aires y como de aquellos barros vienen estos lodos, los hijos políticos de Zapatero, Podemos, han dicho que quieren jugar el partido de la revancha y que la única legitimidad es la que tenía la II República con el Frente Popular. Sus golpes de estado (perdón revoluciones en pro del obrero), sus fusilamientos, paseíllos, asaltos a Iglesias, crímenes varios, destrozo del patrimonio nacional de todos, y todo cuanto hagan esta justificado.








Se votó en el parlamento la proposición haciendo mucho hincapié en que es una proposición no de ley que no obliga al gobierno a cumplirla.
Votaron que sí 198 diputados, 140 del PP se abstuvieron y uno que se equivocó de botón (sin comentarios) votó que no. Entre los que votaron que sí estuvo también Ciudadanos. Que tomen notan algunos, los que ven en Albert Rivera al nuevo Adolfo Suárez. Votando junto al Psoe, a Podemos y a toda la basura independentista y etarra profanar una tumba.




Yo no soy amigo de profanar ninguna tumba, sea de Franco, de Santiago Carrillo o del Papa. Los muertos se quedan donde están y que Dios les juzgue. Y punto. ¿Pero qué coño es esto de esta abriendo tumbas y no dejar a los muertos descansar en paz?




Sencillamente lo de esta gentuza, hablo de Podemos, del Psoe, de ERC y de toda la banda de rojos y separatistas, es para ponerles un tratamiento de choque porque la obsesión que tienen con Franco traspasa los límites de la cordura. Yo creo sinceramente que lo primero que piensan cuando se levantan es en Franco.
De los borregos que van a votarles después de consumir en vena horas, horas, horas y horas de La Sexta y La Cuatro promocionado por el PP de Soraya y Mariano no cabe esperar nada, son la masa teledirigida del rebaño que encima presumen de valores. Serán los valores como los del Barcelona Club de Fútbol. “Valors”.




Ahora resulta que aquellos que se autodefinen como los “gobiernos del cambio” que llegaron denunciando los cientos de miles de niños desnutridos que había en España que llegaban al colegio por la mañana sin desayunar porque sus familias no tenían que comer por culpa de Franco y del PP, la emergencia social de una sociedad que en masa buscaba en los cubos de la basura, que denunciaban una España post-apocalíptica, ahora resulta que la emergencia, lo urgente es cambiar el nombre de las calles que a ellos no les gustan, fomentar el catalanismo en la Comunidad Valenciana, acoger a refugiados y sobre todo, lo más importante, sacar a Franco del Valle de los Caídos. A un señor de Carabanchel o de Hortaleza sin duda es lo que más le preocupa.






Ya no basta con la Ley de Desmemoria Histérica, no les basta con cambiar el nombre de las calles, con destrozar las lápidas con los nombres de los asesinados por ellos mismos que recuerdan sus crímenes y atrocidades, no les basta con difamar, mentir y engañar, no les basta con seleccionar la Memoria que a ellos les interesa y no les basta con hacer un copia aquí, corta allá y borra más allá para reescribir la historia al gusto del consumidor. Todo ello está bien y se sienten orgullosos, pero es caza menor, porque la verdadera pieza de caza mayor es la profanación de la tumba del Generalísimo y la posterior reconversión del Valle de los Caídos en vete a saber qué, pero nada decente ni nada bueno seguro.

Es repugnante ver a toda la escoria política votando en masa sacar a Franco del Valle de los Caídos. Del PP en fin….no cabe esperar absolutamente nada. Son cómplices directos de las fechorías de la izquierda.




Es repugnante padecer a unos políticos tan sumamente desgraciados y miserables votando estas indecencias. Es repugnante ver a una sociedad lanar que solo hace despotricar en el bar de los políticos pero luego el día de las elecciones van en masa a votarles. Es repugnante que teniendo en España los problemas gravísimos que tenemos y habiendo problemas en el aire tan urgentísimos y trascendentes como el tema de la reforma del sistema de pensiones se gaste un solo minuto en discutir sobre profanar la tumba de Franco. El disparate de la 19 CCAA, los brutales impuestos que pagamos, el sistema sanitario o el nefasto sistema educativo que padece España. Esto mientras nos masacran a impuestos una colección de gentuza elegidos por todos para seguir manteniendo un sistema político acabado, nefasto y esperpéntico que bien es un sistema federal. Que el tema a debate en el parlamento de un país como España sea qué hacer con la tumba de Franco es un claro reflejo del nivel moral e intelectual del país. Me pregunto si viniese una persona de fuera que no tuviese ni idea de España y le explicáramos los problemas del país y al entrar en el Congreso viese lo que se está votando, cualquiera con dos dedo de frente pensarían que estamos locos o idiotas. Ni votos a favor ni votos en contra ni abstenciones ni leches. Franco se queda donde está.




Y por encima de todo es sumamente repugnante ver como no se respeta a los muertos, como se reescribe la historia y como se calumnia y se difama sobre una persona honesta ya difunta y su obra.

Muchas personas se posicionan en contra de sacar a Franco del Valle de los Caídos por el mero hecho de no remover la historia, o como dicen algunos, de no remover la mierda, como si la historia de España y Franco fuesen tal palabra. MIERDA con mayúsculas es Podemos, es Pablo Iglesias, es Otegui, es el separatismo, es Maduro y es lo que lleva haciendo el partido socialista 40 y pico años.







Yo me quito la camisa, me pinto la cara y me bato en duelo, y niego la mayor. Yo estoy radicalmente en contra de profanar, llamemos las cosas por su nombre, la tumba de Francisco Franco, antiguo Jefe del Estado, el hombre que ganó la guerra, que modernizó España, que creó un Estado de bienestar sin igual hasta entonces del cual aun hoy nos beneficiamos y que dejó el camino preparado para la llegada de la democracia que esta a puntito de llevarnos a todos al borde del precipicio. Yo no estoy en contra de semejante atrocidad como dicen muchos “por no remover el pasado”. Yo estoy en contra porque a ese Señor y a esa España la debemos honor, recuerdo y gratitud. Porque cuando se dice “no remover el pasado” estamos asumiendo que los buenos fueron los malos y los malos ahora son los buenos, que no queremos hablar de aquello como el hombre que tiene un desliz y engaña a su mujer una noche y luego se arrepiente de ello y no quiere hablar de ello nunca. Y por ahí no paso porque no hay nada de lo que avergonzarse. La cabeza baja ellos, que son los que perdieron la guerra y los que todavía no han asumido lo que pasó. Y si alguien ha de pedir perdón que empiecen ellos que tienen mucho de lo que arrepentirse y de lo que callar. La cabeza baja ellos que sus ideas políticas que nos quieren implantar en nuestra España han arruinado naciones ricas siempre a golpe de crímenes y de persecuciones.








Odian a Franco igual que odian a Dios, a la Iglesia y a España porque todo ello va en el mismo pack. Odian a Franco porque les ganó la guerra y les fastidió sus planes revolucionarios, comunistas y marxistas para España. Odian a Franco porque tras la guerra civil no daban un duro por él cuando empezase la Segunda Guerra Mundial, y esperando su caída resulta que murió 40 años después en la cama de un Hospital Público rodeado del cariño y el afecto de la INMENSA MAYORIA del pueblo español, aunque en el “Cuéntame” refleje o contrario. Odian a Franco porque consiguió mantenerse en el poder gracias al apoyo de los españoles, del pueblo español, durante 40 años sin que nadie, NADIE ni tan siquiera le tosiese un poquito. Odian a Franco porque cuando se frotaban las manos tras la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial y sin renunciar prácticamente a nada consiguió mantener el apoyo de las grandes potencias extranjeras e incluso llegar a ser aliado íntimo de los EEUU. Odian a Franco porque salió victorioso habiéndose fotografiado primero con Hitler y luego con Eisenhower.  Odian a Franco porque donde creían que su régimen sería un lodazal de hambre, de miseria y de brutalidad resultó que no fue tal, sino que en 1975 dejó un país próspero, humilde, no rico, pero sí próspero donde se vivía muy bien, donde no faltaba de nada y se podía hacer prácticamente de todo. Odian a Franco porque donde cogió una nación devastada por la guerra, el odio, el hambre, los piojos y la miseria dejó 40 años después una España ordenada, limpia, aseada y reconciliada, una España donde se podía tirar comida a la basura, donde la inmensa mayoría de los españoles era propietario de una vivienda y algunos hasta de dos, donde no había paro, donde todo el que quería podía estudiar. Odian a Franco porque consiguió reconstruir el país por sus (nuestras) propias fuerzas y recursos sin ayudas de nadie. Odian a Franco porque teniendo todo el poder no robó nada ni jamás engañó a su mujer con otra, ni era un borracho ni un fiestas. España octava potencia económica mundial, poco más cabe añadir. Y sí, los rojos y los separatistas estaban a raya como debería ser, aparte que eran cuatro pelagatos trasnochados, no como ahora que son millones gracias a la maravillosa democracia que padecemos. Y se gobernaba para el interés de la mayoría, no minorías.
Y así, 80 años después, por Decreto Ley por unanimidad en la Cámara, Franco perdió la guerra y los que osen negarlo podrán tener penas de cárcel. Y con Franco cautivo y desarmado llegarán al fondo del asunto, que es seguir pintando la II República como el paraíso al que debemos volver, cuando lo que realmente fue es el infierno mismo.




El odio de gentuza como Pablo Iglesias contra Franco es lógico y normal en gente resentida incapaz de pasar página en la historia y que siguen defendiendo ideas sobradamente fracasadas y criminales. Lo que no es normal es la obsesión enfermiza por intentar seguir buscando la revancha desde 1939, de intentar ganar 80 años después lo que perdiste en el campo de batalla con toda justicia. Yo, llámenme raro, me gusta acordarme del gol que metí, no del gol que fallé sin portero. Me gusta acordarme del examen que saqué un diez, no del que suspendí con un tres.






Que en el año 2017 se siga hablando de Franco como algo vigente, algo de actualidad, a mi juicio solo hace aumentar la grandeza de ese señor. Como dice el refranero popular no ofende quien quiere sino quien puede. Franco no fue una ofensa en absoluto, sino un gobernante ejemplar, honesto y decente y ojalá dentro de muchos años se le reconozca su obra. Mientras tanto los de siempre, porque son los de siempre, seguirán erre que erre, y el día que vuelvan al poder, que volverán tarde o temprano (España es así de cazurra) y quizás en forma de Frente Popular, harán todo cuanto puedan y más allá para conseguir su pieza de caza mayor, como si con ello fuesen a ganar la guerra que perdieron aquel Primero de Abril de 1939.



Ya saben…

”en el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas Nacionales sus últimos objetivos militares. La Guerra ha terminado. Burgos Primero de Abril de 1939. El Generalísimo: FRANCO”.